Oh Land

Nos gusta el campo y nos gusta la montaña. Nos gustan sus paisajes, sus plantas y sus animales, por supuesto. Pero sobre todo nos gusta lo que representa el campo y las personas que lo trabajan: Esfuerzo, sacrificio y cuidado del entorno natural para ofrecer un producto de máxima calidad.

Cuando consumimos una verdura o un trozo de carne no somos conscientes de lo sacrificado que es el trabajo en el campo y de lo importante que es preservar esa vida rural para disfrutar de sus mejores productos.

Oh Land comercializa y gestiona actividades turísticas relacionadas con el entorno rural.

Las explotaciones agrarias y ganaderas, sobre todo si son pequeñas, tienen una rentabilidad muy pequeña si es que se puede hablar de rentabilidad.

Oh Land ofrece a turistas y residentes la posibilidad de experimentar, compartir y conocer la vida en las explotaciones agrícolas, ganaderas, forestales y cinegéticas como forma de experimentar un entorno rural real y autentico.

Vivir con los payeses de la isla su día a día. Trabajar con ellos, experimentar lo que es la vida rural, comer y beber lo mismo que ellos, disfrutar de los paisajes que contemplan.

El campo es, probablemente, el gran desconocido de la isla de Mallorca. Experimentarlo y conocerlo tal como es en realidad, sin aderezos, es una oportunidad única de disfrutar de espacios naturales desconocidos, fincas rurales a las que solo se accede para experimentar estas actividades.

Una actividad de Oh Land permite al visitante de una finca pasear por sus caminos, ayudar al payes en su tarea del día: Sembrar, recolectar, pastorear, podar, arar, etc…, desayunar, comer o merendar lo que los payeses toman para alimentarse. Compartir mesa con ellos como forma de experimentar su vida cotidiana o incluso comprar productos naturales preparados artesanalmente en cada una de las fincas: Aceite de oliva, naranjas, mermeladas, vino, sobrasadas, etc…

Son muchos los visitantes de la isla que sienten un profundo respeto por el medio ambiente, la vida rural y los productos de la tierra. Oh Land facilita su acceso a las fincas a través de actividades de tipo lúdico y divulgativo que, además de ser una manera de obtener una remuneración que mejorará la rentabilidad de las explotaciones, permite dar a conocer la vida rural para que las personas que no tienen contacto directo con la tierra y sus actividades, las conozca y experimente.